Salud bucodental durante el embarazo

Salud bucodental durante el embarazo

 

Si estás embarazada o crees que podrías estarlo, es importante que tengas muy en cuenta también tu salud bucodental. Hay verdades y mitos sobre la gestación que conviene aclarar para que nada empañe la felicidad que sientes durante estos meses.

 

La Sociedad Española de Odontopediatría aconseja que durante el embarazo mantengas una correcta higiene oral y sigas una dieta equilibrada, de la que tu bebé obtendrá el calcio que necesita (también de los huesos de la madre). No es cierto que los dientes se vean afectados por la gestación en sí, ni tampoco que se desarrollen más caries.

 

Las caries aumentan si descuidamos nuestra higiene oral, se acumula la placa bacteriana (¡las bacterias se alimentan del azúcar que comes para atacar tus dientes produciendo ácido!). Cuando va creciendo el abdomen también se multiplican las veces que comemos pequeñas cantidades de comida porque también la sensación de saciedad aparece más rápida. El famoso reflujo del ácido del estómago y los vómitos asociados al embarazo provocan, además, una erosión del esmalte del diente.

Dolor de encías durante el embarazo

Con el embarazo se producen cambios hormonales que generan gingivitis (inflamación y enrojecimiento de las encías que pueden provocar dolor generalizado de la boca y una mayor tendencia al sangrado). Según la Sociedad Española de Odontopediatría, los problemas en las encías suelen aparecer en el segundo mes del embarazo, alcanzan su máximo en el octavo y mejoran tras el parto.

 

La placa dental y el sarro son dos factores que inciden, además, en la gingivitis, controlarlos a través de una buena higiene dental y una limpieza bucal en tu dentista es importante.

 

 

Tratamientos dentales durante el embarazo

Otra de las dudas que surgen en mujeres gestantes versa sobre si es perjudicial recibir tratamientos dentales que precisan. Pues bien, durante el primer trimestre se suelen realizar sólo los de urgencia. En el segundo no hay problema, según la Sociedad Española de Odontopediatría, para utilizar anestesia local (el odontólogo usará fármacos anestésicos que no afectarán a tu bebé).

 

También podrían realizarse radiografías dentales durante el embarazo, explican desde la Sociedad Española de Odontopediatría, pero siempre y cuando se ponga un delantal de plomo que cubra el abdomen de la embarazada y proteja al bebé.

 

En el último trimestre del embarazo, si existen antecedentes de partos prematuros, debe evitarse el tratamiento dental. No está recomendado el óxido nitroso durante el primer y tercer trimestre, “ya que podría estimularse la musculatura uterina y favorecer la aparición de abortos espontáneos”, advierten desde la Sociedad Española de Odontopediatría.

Post by Gabinete Dental

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *